844-354-1212

Webinar alert! Strategies for Communicating with Special Education Families

Texas, On-DemandCalifornia, 2/29

¿Cómo puedo colaborar con la escuela para ayudar a mi hijo? Consejos de comunicación escolar para padres y tutores

¿Qué significa hacer equipo con la escuela para apoyar a tu hijo? Aquí nuestros mejores tips para la comunicación entre padres y escuelas

A dad meets by video conference with a teacher to support his special education student.

¿Qué significa colaborar con la escuela para ayudar a tu hijo? Aquí tienes nuestros mejores consejos para la comunicación entre padres y escuela.

Si tu hijo tiene un IEP o dificultades en la escuela, tu objetivo es apoyarlo, y una de las mejores maneras de hacerlo es colaborando con la escuela.

Recuerda que las escuelas deberían tener las mismas esperanzas para tu hijo que tú: quieren que los alumnos aprendan, progresen y sean felices, y tengan confianza en sí mismos. A veces puede no parecer así, pero es bueno iniciar la conversación con esa premisa.

Comunicarte bien con la escuela es fundamental para que tu hijo reciba el apoyo adecuado. Pero puede ser difícil colaborar sin problemas si crees que tu hijo no está recibiendo lo que necesita. Todos somos protectores y emocionales cuando se trata de nuestros hijos, y esto puede dificultar la comunicación. Y aunque las escuelas quieren que los alumnos tengan éxito, a menudo disponen de recursos limitados para satisfacer las necesidades de todos ellos. No es fácil, pero esto es lo que debes conseguir: defender firmemente a tu hijo sin convertirlo en una pelea.

¿Qué significa “colaborar” con la escuela?

Recuerda que tú eres un socio igualitario y tienes derechos a través de la ley IDEA. Tienes derecho a asegurarte de que la escuela identifique cualquier discapacidad que pueda tener tu hijo, y de que la escuela le proporciona servicios especializados si tu hijo tiene discapacidades de aprendizaje o del desarrollo. Todo ello se suma al derecho fundamental de la ley IDEA: que tu hijo reciba una educación pública gratuita y apropiada (FAPE, por sus siglas en inglés).

Para ser un excelente colaborador con la escuela, tendrás que conocer tus derechos y los de tu hijo y acercarte a la escuela con la convicción de que todos tienen el mismo objetivo para tu hijo.

Puede ser útil recurrir en estos derechos, y en la propia ley, para eliminar emociones a la conversación. En lugar de decir: “¡Eh, no le está dando a mi hijo esto y el otro!”, prueba con algo como: “Sé que IDEA le exige que le dé a mi hijo una educación ‘apropiada’. Veamos cómo podemos ponernos de acuerdo sobre lo que es apropiado”. Si la escuela sabe que tú conoces tus derechos, puede que estén más dispuestos a llegar a un acuerdo.

¿Con quién debes trabajar en la escuela?

Es útil saber quién en la escuela está a cargo de qué y cómo llevarlo al siguiente nivel de autoridad si es necesario.

Desde el maestro de tu hijo hasta los responsables de la administración escolar, hay varias personas y departamentos con los que trabajar. He aquí un resumen.

Maestro

Lo mejor es empezar con el maestro de tu hijo y tener un buen sistema para estar en contacto regularmente. Averigua cuál es la mejor forma de comunicarse: teléfono, correo electrónico, mensajes de texto o reuniones periódicas. Recuerda pedir los resultados de las evaluaciones para seguir el progreso de tu hijo y asegúrate de que los servicios y adaptaciones del IEP se realizan de forma coherente.

Especialistas y terapeutas

Si tu hijo trabaja con especialistas, establece también un buen sistema de comunicación con ellos. Estos especialistas pueden incluir especialistas en lectura, consejeros, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y terapeutas del habla o del comportamiento.

Psicólogo escolar

Es la persona que suele coordinar la evaluación de educación especial. También pueden ayudar con las necesidades sociales o emocionales, o con las evaluaciones y estrategias de comportamiento.

Director

Si necesitas hablar con alguien de un escalón superior, habla con el director. También puede ayudarte a ponerte en contacto con el departamento de educación especial del distrito si es necesario.

Departamento de educación especial del distrito escolar

Un escalón por encima suele ser el departamento de educación especial de tu distrito. A veces se llama de otra manera, como “servicios para estudiantes excepcionales” u “oficina de servicios para estudiantes”. Pueden ayudarte si no estás contento con cómo van las cosas con tus contactos escolares, o si quieres hacer preguntas sobre los servicios de educación especial que el profesor o los especialistas no pueden responder.

El departamento de educación del estado

Si crees que la escuela le ha negado los derechos legales de tu hijo, puedes presentar una queja ante el departamento de educación. Esto suele llamarse “violación de la FAPE“. Existe un proceso formal de resolución de disputas si tienes desacuerdos con la escuela.

Si tu hijo tienes un IEP (plan educativo individualizado)

Tu equipo del IEP será normalmente tu primer contacto si tienes alguna pregunta o problema. Cuando inicies el proceso, pregunta a quién debes dirigirte para los distintos tipos de preguntas. ¿Cuándo hay que preguntar al profesor, al especialista o al psicólogo escolar? ¿A quién se llama si la comunicación normal no funciona? A veces tendrán un punto de contacto, que suele ser el psicólogo escolar, pero no siempre. Pero asegúrate de que tus comunicaciones lleguen a todo el equipo.

Recuerda que si tienes inquietudes, puedes solicitar una reunión del IEP en cualquier momento, aunque sea entre las reuniones anuales.


Luisiana

Recursos de resolución de disputas para Luisiana:


Consejos para comunicarte con la escuela

  • Identifica un punto de contacto principal y planifica un calendario regular de visitas. ¿Tal vez una nota rápida diaria, un correo electrónico cada semana o una llamada telefónica cada mes?
  • Encuentra la mejor manera de mantenerte en contacto. Puede ser una combinación de reuniones en persona, llamadas telefónicas o correo electrónico
  • Algunos maestros crean un cuaderno de notas de la escuela a casa que va y viene. Maestros, especialistas y padres pueden escribirse notas entre sí, todos los días o cuando sea necesario
  • Escribe tus preguntas antes de llamar o reunirse. Así recordarás todos los puntos y reducirás el estrés durante la conversación
  • Si no entiendes algo, pídeles que te lo digan de otra manera. No finjas que lo entiendes si no lo entiendes
  • Sé respetuoso y abierto, pero firme. Escucha otras ideas y considéralas detenidamente antes de descartar nada. Pide a los demás que hagan lo mismo
  • Concéntrate en las necesidades de tu hijo. Si la discusión se acalora, recuérdate a ti mismo y al equipo que se trata de decidir qué es lo mejor para tu hijo
  • Apóyate en la ley y en tus derechos

Mira estos videos cortos (inglés) sobre cómo comunicarse con los maestros:

¡Manten registros de toda tu comunicación con la escuela!

Estos registros pueden ayudarte a mantener un seguimiento de lo que han hablado y a documentar cuáles intervenciones ha tratado ya la escuela. También puede demostrar qué has pedido y cuándo. Tus registros pueden ser útiles más adelante si tienes que defender tus derechos.

Incluye correos electrónicos, cartas, llamadas telefónicas e incluso conversaciones. Asegúrate de que haya una fecha en cada uno.

Si hablas con un maestro o alguien del distrito escolar y está de acuerdo en algo, envíale un correo electrónico:

“Fue un placer hablar con usted hoy, Sra. Smith. Gracias por aceptar que Joe se siente al frente de la clase. Eso le ayudará mucho”.

Aprende como utilizar un rastro de papel

Conoce tus derechos para obtener información en tu idioma

Si el inglés no es tu idioma preferido, hay algunos pasos más para comunicarte mejor con la escuela. La ley IDEA te otorga ciertos derechos, y algunos de ellos están relacionados con la comunicación.

Tienes derecho a recibir toda la información escrita en tu idioma preferido y a contar con un intérprete profesional en todas las reuniones, si es necesario. TÚ eres la persona que decide si necesitas un intérprete. La escuela puede considerar que no lo necesites basándose en su experiencia contigo, pero la decisión no depende de ellos.

Si necesitas un intérprete, prográmalo con anticipación con tu equipo del IEP tan pronto como se programe la reunión. Haz tu solicitud por escrito. Debe ser un intérprete profesional, no un miembro de la familia (incluido tu hijo) o alguien que trabaje para la escuela. Ve este vídeo sobre cómo conseguir un intérprete calificado (inglés).

Unos días antes de la reunión, confirma que han programado un intérprete. (Es su responsabilidad, pero desafortunadamente, a veces se necesitan algunos recordatorios para asegurarse de que esto suceda). Lee la sección de IDEA sobre intérpretes (inglés). Si la escuela no puede encontrar un intérprete para la reunión programada, tú tienes derecho a reprogramar la reunión.

Si tu hijo tiene edad suficiente para participar en sus propias reuniones del IEP y necesita un intérprete, deberías programar uno, incluso si tú no lo necesitas.

No siempre es fácil comunicarse eficazmente con la escuela. Pero asociarte con la escuela es la mejor manera de apoyar a tu hijo. Será útil conocer tus derechos, identificar tus contactos, ser respetuoso pero firme en tus conversaciones y mantener registros escritos. Y nunca está de más respirar profundamente… ¡Con frecuencia!

Más Información:

Interested in our other resources for families?

Check out our landing page for families to see more of the topics we cover and learn more about Exceptional Lives.

A Black woman with long braids holds her toddler, who is resting on her shoulder.